E Blog de Logopedia

Gabinete de Logopedia en Valladolid

La respiración bucal. Una alteración que conlleva muchas repercusiones.

14 septiembre 2020 | en Fonema., Logopedia

Muchas personas no son conscientes de que su respiración se realiza de manera bucal, lo que conlleva graves consecuencias. En esta entrada, explicaremos qué es y qué perjuicios pueden producir en varias áreas.

Si nos paramos un momento a sentir nuestra respiración, o incluso observar como respiran las personas que están a nuestro alrededor, ya sean familiares o amigos, podríamos darnos cuenta de que muchos de ellos «respiran por la boca». Tal vez mientras estamos despiertos, no lo hagamos, pero muchas veces si lo realizamos cuando estamos dormidos profundamente.

La respiración bucal es un hábito nocivo por muchas causas. Cuando respiramos en reposo (es decir, cuando no hablamos o estamos realizando una actividad que no conlleva hablar) debemos respirar siempre por la nariz. El aire que introducimos en nuestros pulmones es frío y con partículas, por lo que es necesario que pase un «filtro de pureza». De ello se encarga nuestra cavidad nasal. Cuando inspiramos, el aire al entrar por los orificios nasales, debe pasar por la cavidad en la que tenemos pelos que contienen las partículas nocivas. Además, existe una membrana mucosa que calienta y humedece el aire, por lo que cuando llega a nuestros pulmones está limpio, húmedo y caliente. Si respiramos por la boca, ese aire no estará limpio, por lo que acarreará alteraciones respiratorias como catarros.

Imagen cedida por https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/trastornos-otorrinolaringol%C3%B3gicos/biolog%C3%ADa-de-los-o%C3%ADdos,-la-nariz-y-la-garganta/nariz-y-senos-paranasales

Muchas veces, el hecho de no poder respirar correctamente por la nariz no es por un hábito incorrecto, sino que puede presentarse por obstrucciones en las vías respiratorias superiores, como puede ser alergia, desviación del tabique nasal, adenoides hipertróficas, pólipos u otros. Para ello, es necesario que un especialista en otorrinolaringología lo evalue.

Cuando la respiración bucal se produce en niños, éstos suelen presentar dificultades y alteraciones en muchos ámbitos. Uno de los más llamativos es la fascie que presenta. La cara de un respirador bucal presenta algunas características comos son:

  • Cara alargada, como cansado.
  • labio superior corto y elevado.
  • labio inferior bajo, hipotónico, y casi siempre húmedo (babeo).
  • cierre labial incompleto.
  • ojeras pronunciadas (ya que no presentan dificultades al dormir)
  • paladar ojival.
  • maxilar superior poco desarrollado.
  • problemas de oclusión en la mordida.
  • mal aliento.
  • Repetición de catarros y problemas respiratorios.
  • hipotonia generalizada en los músculos peribucales.
  • lengua baja e hipotónica.
  • narinas pequeñas.

Además de lo nombrado, los niños suelen presentar dificultades de atención durante el día, y un cansancio contínuo. Esto es debido a que por la noche no duermen bien, ya que pueden llegar a roncar, babear, y presentar apneas. Y ello dificulta que durante el día, presten menos atención a todo, y se sientan cansados.

Podemos llegar a presentar problemas también en la alimentación, ya que la falta de fuerza y correcta colocación de la lengua, junto con el cierre incompleto de los labios, hace que la comida se le escape por la boca, y que presente deglución atípica.

Es necesario que si observamos alguno de estos sintomas, acudamos a los profesionales médicos para descartar otras anomalías, y se realice un tratamiento logopédico adecuado para el paciente.

En Fonema, contamos con profesionales capacitados para realizar una correcta intervención logopédica en cualquier edad. No dudes en acudir a nosotros. https://www.logopediafonema.com/centros-fonema/

¿Te llamamos?
la primera consulta es gratuita

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolver tus dudas

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar