E Blog de Logopedia

Gabinete de Logopedia en Valladolid

La importancia de la articulación témporo-mandibular (ATM) y sus consecuencias.

3 mayo 2021 | en Fonema., Logopedia

La ATM es una de las articulaciones más importantes del cráneo, puesto que gracias a ella podemos realizar los movimientos mandibulares para comer, hablar y respirar. En esta entrada expondremos qué es y cuales son las consecuencias que tiene una alteración en dicha zona.

La ATM (articulación témporo-mandibular) es una articulación presente en el cráneo. Se trata de una pequeña «bisagra» que une la mandíbula con el cráneo. Su importancia es vital para las funciones de la zona orofacial, como hablar, masticar y respirar.

Está formada por el cóndilo mandibular y la fosa glenoidea del hueso temporal; un disco articular fibroso funciona como cojín entre las superficies articulares. Además, en esta articulación se anclan varios músculos indispensables para el movimiento mandibular, como el masetero y el temporal. En esta imagen de la siguiente página podréis observar su anatomía https://www.merckmanuals.com/es-us/professional/trastornos-odontol%C3%B3gicos/trastornos-temporomandibulares/generalidades-sobre-los-trastornos-temporomandibulares

Las causas por las que se producen alteraciones en la zona, suelen ser consecuencia de la alteración en la cápsua articular, que produce un rozamiento entre el hueso mandibular y el cóndilo. Uno de los síntomas es un dolor muy fuerte por el bruxismo, que produce apretar y/o rechinar dos dientes, más por la noche.

Los síntomas que se producen en una alteración en la ATM son:

  • Dolor en la zona facial, que puede afectar dese la mandíbula a la zona de la cabeza.
  • Bloqueo al abrir o cerrar la boca.
  • Movimientos anormales en la apertura y cierre de la boca, alterando la masticación, con dolor.
  • Dolor en la zona de los oídos.
  • Movimiento limitado en las praxias bucales y al hablar.
  • Rigidez en los músculos que comportan la zona.
  • Malestar e irritabilidad.
  • Bruxismo.
  • Espasmos musculares.
  • Sonidos de crepitación en la zona.
  • Dolor en la palpación.

Dentro de los síntomas nombrados, debemos tener en cuenta la afectación a la hora de realizar movimientos como la masticación, el habla y la respiración. El dolor que se produce hace que se realicen movimientos muy poco amplios y altera el normal funcionamiento.

Para realizar un diagnóstico es necesario pruebas en imágenes como radiografías, TACs o RM para observar la zona y determinar el nivel de afectación de la zona. A partir de ahí se valorarán diferentes tratamientos.

Para apaciguar el dolor, el médico recetará analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares. En casos muy graves, se realizan operaciones como la artrocentesis ( inserción de pequeñas agujas en la articulación para que se pueda irrigar líquido a través de la articulación) o la condilotomía. Pero es necesario otro tipo de tratamientos, como el psicológico para poder llevar el dolor y eliminar situaciones de estrés que pueden aumentar la alteración.

Otro tratamiento es la intervención logopédica cuando los síntomas afectan al habla, alimentación y respiración. El logopeda especializado en terapia miofuncional orofacial, con ayuda del fisioterapeuta, realizará ejercicios para tonificar los músculos de la zona orofacial, reducir el dolor y reorganizar los movimientos de la mandíbula.

¿Te llamamos?
la primera consulta es gratuita

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolver tus dudas

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar