E Blog de Logopedia

Gabinete de Logopedia en Valladolid

La enfermedad de Alzheimer y sus consecuencias en la vida diaria de las personas que lo padecen.

27 septiembre 2020 | en Fonema.

La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia que afecta a una de cada diez personas mayores de 65 años. Su repercusión en la vida diaria de la persona depende del avance de la patología. En esta entrada os explicaremos qué es y qué síntomas puede abarcar, además de la importancia de un buen tratamiento.

El Alzheimer es una de las demencias más conocidas en la actualidad. Se trata de una alteración neurológica que cursa con problemas con la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Los síntomas normalmente presentan un avance lento y empeoran con el tiempo, hasta que son tan graves que interfieren con las tareas cotidianas, donde es necesaria la ayuda de terceras personas para realizar las actividades de la vida diaria.

En esta enfermedad, la proteína amiloide se acumula de manera anormal, formando placas y ovillos neurofibriales entre las las neuronas del cerebro, afectando así a su correcto funcionamiento, y viéndose que la corteza cerebral es más estrecha de lo normal, junto con una reducción de neuronas.

En 1901, el médico psiquiatra Alois Alzheimer expuso una serie de síntomas que observó en un paciente llamado Auguste Deter de 51 años. Este sufría una pérdida de memoria a corto plazo y alucinaciones auditivas. A los 5 años falleció. Alois reconstruyó la histoia clínica del paciente, hasta presentarlo como una nueva enfermedad, agregándole su apellido.

Esta patología conlleva lesiones microscópicas en el cerebro, antes incluso de que se presenten los primeros síntomas, los cuales pueden cursar con problemas cognitivos y síntomas depresivos, además de cambios en la personalidad.

Los problemas iniciales de memoria son lo más frecuente en el inicio de la patología. La persona padece un ligero trastorno de memoria a corto plazo (inmediato), junto con fatiga mental, falta de motivación y cuadros de ansiedad. El paciente padece despistes, repite la misma pregunta, olvida donde ha colocado las cosas, etc. Otra de las alteraciones más frecuentes son los síntomas depresivos de sin que anteriormente lo haya presentado, viéndose además cambios en su comportamiento, irritabilidad, alteraciones del sueño, etc.

Poco a poco, la degeneración va avanzando, y el paciente comienza a perder parte de sus destrezas, como caminar, controlar los esfínteres, e incluso comer. Esto conlleva que la persona necesite de un cuidador para realizar todas las actividades de la vida diaria y sus cuidados.

El diagnóstico de la enfermedad se realiza a partir del relato del paciente y sus acompañantes, junto con una exploración física y cognitiva realizada por los profesionales de la neurología, con analíticas y pruebas de neuroimagen. El tratamiento se basa en farmacología, junto con terapias blandas para enlentecer el avance de la enfermedad. En este caso, la logopedia, la terapia ocupacional y la psicología juegan un papel muy importante, ya que se basa en el tratamiento del lenguaje, la cognición, la personalidad y las AVD´s.

En Fonema, contamos con profesionales capacitados para el tratamiento de esta enfermedad, realizando un equipo interdisciplinar adecuado a las necesidades del paciente.

Os dejamos más información en esta página sobre la confederación española de Alzheimer. https://www.ceafa.es/es

¿Te llamamos?
la primera consulta es gratuita

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolver tus dudas

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar