E Blog de Logopedia

Gabinete de Logopedia en Valladolid

La disortografía. Cuando las dificultades se centran en la escritura.

22 marzo 2021 | en Fonema., Logopedia, Psicología

Las personas no sólo utilizamos la comunicación oral para contactar entre nosotros. Los medios de comunicación y las redes sociales necesitan de la comunicación escrita, y donde muchas veces podemos tener dificultades para realizar una correcta escritura. Os explicamos qué es la disortografía y sus síntomas.

En muchas ocasiones, acuden a nuestra consulta familias preocupadas porque no entienden que sus hijos tengan malas notas por las faltas de ortografía, porque entienden todo pero no escriben bien los datos, porque confunden letras… En estos casos, es necesario realizar una valoración exhaustiva y ver dónde tenemos el problema. Y cuantas veces podemos encontrarnos la sorpresa de que el alumno presenta disortografía.

La disortografía es una alteración del lenguaje escrito, donde se observan dificultades en la ortografía y la escritura. Puede llegar a ser un grave problema cuando el niño realiza una escritura ininteligible, y su nivel no es el adecuado a su edad académica, pero sin afectar la lectura ni la comprensión lectora. Podemos encontrarnos personas que realizan un discurso escrito sin sentido, porque no realizan correctamente el concepto fonema-grafema, y sin una correcta acentuación ni uso de signos de puntuación.

EL DSM-V recoge esta alteración dentro de la dislexia, pero con una especificación:

315.2 (F81.81) Con dificultad en la expresión escrita:
Corrección ortográfica
Corrección gramatical y de la puntuación
Claridad u organización de la expresión escrita

Las causas que producen esta alteración pueden ser por motivos lingüísticos (niños con alteraciones en los sonidos del habla y en discriminación auditiva), pedagógicos (la manera de enseñar la escritura no es correcta o no la llega a comprender) o perceptivas (alteraciones en el procesamiento visual y/o auditivo).

La disortografía conlleva una serie de síntomas que pueden darnos pistas sobre las dificultades que está padeciendo, como por ejemplo:

  • adición, sustitución, inversión y/u omisión de letras y sílabas.
  • alteración en la conversión fonema-grafema.
  • dificultades para separar letras, sílabas o palabras en una oración.
  • no uso de reglas de mayúsculas, signos de puntuación.
  • no reconocimiento ni exposición de las normas de acentuación.
  • sustitución de las «letras espejo» (b-d, p-q, b-p).
  • confusión en el uso de las reglas ortográficas naturales y/o arbitrarias.
  • dificultad para reconocer palabras que suenan igual pero con diferente significado.
  • discurso escrito incoherente, sin organización espacial y/o temporal.

Muchas veces, podemos encontrarnos otras alteraciones que conllevan este trastorno, como problemas en la comprensión de textos, alteraciones en los sonidos del habla, problemas de atención y memoria, etc. Por ello, es necesario evaluar y transmitir a otros profesionales (ópticos, neurólogos, pedagogos) para descartar otras alteraciones.

Para que la persona pueda conseguir corregir los errores que presenta, es necesario un correcto tratamiento logopédico, además de realizar una buena coordinación con el centro escolar.

Debemos tener en cuenta que las alteraciones de la lectura y la escritura no solo afectan a nivel académico, sino en la vida diaria, y pueden suponer una gran frustración para la persona que padece disortografía. Una buen diagnóstico y tratamiento puede mejorar notablemente todas sus dificultades.

¿Te llamamos?
la primera consulta es gratuita

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolver tus dudas

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Leer política de cookies

Aceptar